Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los bosques españoles comienzan a arder

Las llamas han empezado a devorar los bosques españoles. Como este de Navalilla, en Segovia. El fuego causado por un rayo ya ha arrasado 160 hectáreas y 30 familias han tenido que ser desalojadas. De momento se ha estabilizado.

Mientras, en Soria, una brutal granizada. En unos minutos el pedrizo y la lluvia inundaron la ciudad y provocaron hasta una riada. Los bomberos intervinieron por caída de árboles, balsas de agua y coches atrapados. Todo para poner a salvo a los ciudadanos.

En cambio, los que no ven el peligro son estos chicos que se tiran al agua desde puentes y pasarelas. Con la sequía, el río Arga, en Pamplona, no tiene mucha profundidad y esta actividad supone un verdadero riesgo. Saltan incluso desde ocho metros de altura y con las rocas muy cerca. La policía ya ha avisado de que está prohibido.