Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La avalancha del hotel de Italia equivaldría al choque simultáneo de 4.000 camiones llenos

Un gigante blanco que llegaba sin avisar y lo engullía todo y que avanzaba implacable ladera abajo. Una avalancha devastadora la de Italia, con 250 metros de longitud tenía el origen del alud,  que comenzó con un espesor de dos metros y medio, llegando a las 120.000 toneladas.

Una masa brutal que golpeó y sepultó el hotel a una velocidad de entre 50 y 100 kilómetros por hora, un impacto que con esa cantidad de nieve equivaldría al choque simultánea de 4.000 camiones repletos de carga.

Al menos 11 personas han sido rescatadas, increíble al comprobar que todo el hotel quedó bajo la nieve. ¿Cómo pudieron sobrevivir? Hoy lo sabemos, fue gracias el “efecto iglú”. Al menos una estancia quedó completamente rodeada por el alud, pero sin que la nieve llegara a invadir la habitación, es decir,  quedó como un iglú. Libre de nieve y protegida del frío. Aquí sobrevivieron durante horas los supervivientes. Tenían 3 botellas de agua,  vasos de plástico y crema de cacao. La suerte o la mala suerte fue lo que determinó el destino de los huéspedes.