Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Es la auxiliar de enfermería detenida, una asesina en serie?

En el barrio de los padres de Beatriz López todo el mundo está conmocionado, nadie puede creerse que esta auxiliar de enfermería haya podido cometer los asesinatos de los que es sospechosa, especialmente sus padres, que defienden su inocencia sin fisuras. Sin embargo, de Beatriz López se sospechaba desde hace dos años, cuando murió otra anciana, también en extrañas circunstancias. Entonces no se pudo probar que fuera un asesinato ni relacionarlo con Beatriz, pero desde el Juzgado de Instrucción nº 4 de Alcalá, salió la orden de colocar una cámara, bajo el estricto mandato de que nadie supiera nada de su colocación.

En un primer momento, esa cámara no sirvió de nada porque Beatriz López estuvo un año y medio de baja. Todo se precipitó la semana pasada: hacía tres meses que se había reincorporado y, de nuevo, una muerte extraña. Esta vez sí, los médicos, ya sobre aviso, practicaron inmediatamente un TAC a la fallecida y pudieron ver esa burbuja de aire en su corazón. Después, el visionado de las imágenes de la cámara por parte de la policía, permitió su detención.

Hemos hablado con personal del hospital que prefiere mantener su anonimato pero nos dice que esto tuvo que ser deliberado, porque no está entre las funciones de los auxiliares suministrar medicación vía intravenosa, es decir, no tienen por qué tener contacto con las jeringuillas. Veremos qué determina la investigación. De momento, se están investigando otros cuatro casos más, un total de seis muertes extrañas, durante los turnos de Beatriz López.