Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cruel golpe de Daesh: niños y adolescentes son la mayoría de las víctimas

Donde más duele. Este era el objetivo de Daesh: niños, hasta 20.000 desde 8 años hasta adolescentes llenaban el Manchester Arena

El terrorista un hombre sólo, con explosivos, esperó a la salida del público para detonar su carga. En el estadio, miedo colectivo: no sabían ni hacia dónde ir, saltaban las escaleras para salir de allí. Por megafonía se intentaba tranquilizar. Era imposible. Madres con sus hijos, y mucho menores solos saliendo del pabellón, sin  saber muy bien dónde ir.

A la salida, la Policía les pedía que no miraran a la izquierda. Porque allí estaba la escena más dura: la foto de la zona cero del estallido justo unos segundos después, justo en un vestíbulo que conecta el Manchester Arena y la estación de tren Victoria. Una zona de tránsito para salir del pabellón.

Ya en la calle se atendía a los heridos de la mejor forma posible. En esos momentos, todavía era pronto para hacer un recuento de víctimas. Pero, por desgracia, se volvía a intuir otro golpe masivo del Estado islámico.