Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un ataque reivindicado por Daesh aterroriza Manchester

El terrorista suicida de Manchester se llama Salman Abedi. Es un varón que tenía nacionalidad británica y estaba fichado por la Policía, aunque no tenía antecedentes. Las autoridades están convencidas de que utilizó un artefacto explosivo casero, una bomba artesanal que llevaba encima e hizo explotar cuando el público abandonaba el recinto, que acogía a 21.000 personas.

El Daesh ha reivindicado el ataque, pero aún se investiga si el terrorista pertenecía a una red más amplia o actuó en solitario. Esta mañana se ha producido la detención de un joven de 23 años, es el hermano Abedi, el terrorista suicida. Y, al menos, otros dos arrestos en poblaciones cercanas al área metropolitana. En estos momentos, una red de operaciones coordinadas buscan posibles cómplices del terrorista.

Mientras, el nerviosismo y el pánico siguen coleando, y hoy se han apoderado de un centro comercial muy cercano al lugar de la masacre. Un escaparate ha reventado y el centro ha sido desalojado de inmediato, entre gritos y carreras. Un hombre ha sido arrestado en el incidente pero no tiene conexión con el atentado.

La Policía de Manchester pide en este comunicado la colaboración de todo el que estuviera anoche en el centro de la ciudad y tenga alguna grabación. Intentan reconstruir al detalle una noche en la que el terrorismo yihadista volvió a actuar.