Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La arqueología submarina nos descubre los tesoros hundidos

En el mar hay más de mil barcos españoles hundidos, pero ¿se han preguntado alguna vez quién se encarga de encontrarlos y de investigarlos?, desde un laboratorio de arqueología submarina en Madrid nos desvelan todas las claves.

La arqueología submarina se dedica básicamente a localizar barcos de todas las épocas. Carlos León, arqueólogo submarino, ha pasado los últimos 10 años dedicado a los dos galeones que se hundieron en 1724, en República Dominicana, cuando cruzaban la Bahía de Samaná, El Tolosa y Nuestra señora de Guadalupe.

“Primero delimitamos un poco la zona en la que creemos puede estar ese naufragio y la estudiamos, estudiamos bien el fondo para saber lo que nos vamos a encontrar bajo el agua. Primero utilizamos medios técnicos y después ya mandamos un equipo de buceadores para inspeccionar la zona”

Además de reconstruir las historias de sus naufragios, los arqueólogos se sumergen para recuperar objetos de valor histórico.