Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¡Ojo, estos días las abejas buscan casa!

Es su momento, son sus días.  Y es mejor entenderlas a ellas, a las abejas, que luchar. Porque, aparte de perder la compostura, lo único que conseguimos intentando golpearlas con las manos, es enfadarlas, y eso es peor.

En esto días la reina elige sitio para la colonia, cualquier sitio, que para eso es reina. Por ejemplo, un faro de coche en Mula (Murcia). La dueña se fue al campo, la reina se instaló aquí, y unas 5.000 abejas la siguieron hasta su casa. Solo el apicultor, con olor a abeja reina, consigue atraerlas hasta una caja.

Un radiador de un coche de Sevilla, puede ser un buen sitio; una cortina dentro de una casa o una pared. ¿Y por qué están revolucionadas estos días? Porque ha llovido, pero al mismo tiempo hace calor y las flores y plantas están creando mucho polen. Y es su gasolina para criar.

Y sobre todo no reaccione con violencia. Porque si se sienten amenazadas, atacan como un ejército. Y no es fácil huir. Recuerden que las necesitamos mucho más a ellas que ellas a nosotros. Que si desaparecieran, desparecerían también el 60% de las frutas y verduras que consumimos. Cuídenlas, que cada vez hay menos.