Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tenso tiroteo en una peluquería de Madrid

Tarde de ayer en las calles de Villaverde. La Policía intenta detener a un hombre que se ha metido en una peluquería del barrio. Parece que va armado. Suenan disparos.

Los agentes tratan de disuadirle con dos disparos al suelo y, tras un forcejeo, consiguen reducirlo.

Todo comienza en un establecimiento chino. El sospechoso está claramente ebrio y pretende que el dueño le regale bebidas alcohólicas y le muestra una pistola para intimidarlo. Pero éste llama a la policía y el hombre decide marcharse.

Los agentes le andan buscando desde hace unos minutos y le localizan rápidamente. Es entonces cuando se produce la violenta detención en la que finalmente un agente y el propio arrestado resultaron heridos. Ninguno por herida de bala, puesto que la pistola que el detenido llevaba paseando toda la tarde, era de fogueo.