Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rescate ‘in extremis’ de una niña, lanzamiento al agua desde un acantilado que acaba mal…

Angustioso el momento en el que esta niña se queda atrapada entre los barrotes de un balcón. Con su cuerpo colgando, intenta liberarse como puede pero no lo consigue. Es entonces cuando su tío escala hasta llegar a la pequeña y, apoyado en una repisa mínima, intenta sacarla.

El que acaba peor es un joven dispuesto a tirarse al agua desde un acantilado. No afina su puntería y se da un tremendo golpe contra el suelo, pero es que además el lago no tenía ninguna profundidad. Seguro que fue el último chapuzón del día.

Impactante también el momento en el que un coche emprende la marcha y, a toda velocidad, pasa una motocicleta. El conductor da un volantazo y, cuando se está estabilizando, le pasa otro vehículo a 300 kilómetros por hora. No hay que lamentar un accidente gracias a la pericia del joven.