Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La valiente historia de un reportero que dejó su cámara para intentar salvar vidas

Abd Alkader Habak es un reportero sirio que ahora ostenta el título de héroe. Se encontraba retratando la evacuación de civiles en Alepo justo antes de que se desatara el infierno. Un coche bomba que dejó 126 muertos. La onda expansiva lo lanzó al suelo. Y cuando se levantó, vio a un niño a su lado. Lo cogió entre sus brazos y lo llevó a una ambulancia. El momento fue capturado por una cámara. Poco después, el fotógrafo se derrumbó y en una segunda imagen se le ve llorando de rodillas en el suelo con los destrozos de la bomba a sus espaldas.