Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Repara la ciudad con piezas de lego

Se preguntarán qué hace ese hombre colocando piezas de colores en una grieta. Concretamente son piezas lego y el que las está colocando se llama Jan Vormann, un historiador y conservador alemán.  Lo que está haciendo es sumar una pieza más a su proyecto ‘Dispatckwork’, que consiste en reparar monumentos con piezas de lego.

Comenzó en 2007 y desde entonces, siempre que viaja, Jan lleva consigo una bolsa llena de bloques de construcción. Camina por las calles y cuando encuentra un lugar que le gusta, se queda y lo reconstruye con ellas. Sus spots van desde edificios históricos hasta casas de amigos.

La técnica es simple, tanto como la de cualquier otro niño, no utiliza adhesivos. Precisamente lo que quiere es que sea un proyecto fácil y abierto a la participación de los que pasan ante él. Algunos lo respetan y otros lo destruyen, pero para Jan eso forma parte del juego.

‘Dispatchwork’ no parece molestar a nadie, él mismo cree que sus reconstrucciones sacan a todos el niño que llevan dentro. La idea es que el proyecto sea colaborativo, cualquier persona puede desarrollarlo en su país y mandarle una foto. Diez años después, el proyecto de Jan ha dado la vuelta al mundo.

A Lego le encanta el proyecto pero aún no han dado el paso de regalarle piezas gratis, asique Jan ha decidido comprar piezas de segunda mano para poder continuar con el proyecto.