Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pesadilla a bordo

Inolvidable recorrido por las Leyendas del Mediterráneo, decía la publicidad del crucero. Y sí, inolvidable fue para muchos de sus viajeros. Empezamos por el final: un motín a bordo con una sala de espectáculos entera pidiendo la presencia del capitán después de cuatro días en el barco.

La primera noche un ruido insoportable sorprendió a los viajeros del barco. Algunos pensaban incluso que se trataba de una avería. A lo que hay que sumar unas fuertes vibraciones. Después de varias noches, algunos turistas deciden dormir en la recepción, más alejada de la zona de motores.  Segunda problema: cadenas de retretes que no funcionan y olores que os podéis imaginar.

La compañía no habla a cámara, pero dice que lo de los baños se debe a que echaron objetos en los retretes, y que lo del ruido es normal en un crucero.