Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Novedades clave en la investigación sobre la muerte de la pequeña Lucía

Una desaparición, la de una niña de 3 años, una única línea de investigación abierta, su muerte accidental, y varias incógnitas aún en el aire. Es el cóctel de unas pesquisas que hoy han dado como resultado nuevos datos: las cámaras de seguridad grabaron a la pequeña Lucía andando por las vías de tren.

Según fuentes de la investigación, en las imágenes se observa a una niña de la misma altura que Lucía caminando en dirección a Álora, zona donde fue encontrada. La cámara estaba situada a 50 metros de la estación y coincide en el tiempo con la desaparición de la menor. Más tarde, estas mismas cámaras también registraron los movimientos de las personas que la buscaban.

Por eso desde el Ministerio del Interior piden cautela, Zoido “aconseja prudencia, que no se vayan a aventurar determinadas conjeturas ni adelantar lo que pasó”. Se refiere Zoido a la incredulidad mostrada en los últimos días por familiares y vecinos sobre las causas de la muerte de la pequeña.

La inexistencia de lesiones en los pies y las manos de Lucía habían puesto en duda la hipótesis que apuntaba a que se perdió y anduvo tres kilómetros hasta quedar dormida. Idea reforzaba por el mismo forense al considerar que el golpe que la niña tenía en la cabeza era la causa de su muerte, un golpe que le pudo dar el tren que más tarde dio el aviso de su hallazgo.