Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nadie busca a Juana Rivas 48 horas después de desaparecer

Nadie sabe dónde está pero, de momento, nadie la busca. Juana Rivas convive ya en cientos de hogares españoles que creen que se merece otro amparo legal.

“Entendemos que las leyes, cuando no funcionan, hay que cambiarlas. La única manera es la desobediencia civil, como en este caso, y la presión social”, explica una vecina de Maracena (Granada).

Presión que ha llegado hasta la presidencia del Gobierno, con un Mariano Rajoy especialmente comprensivo con la situación. “Hay que ponerse en el lugar de la madre y hay que ser conscientes de lo que ha ocurrido”, ha declarado, para añadir que “a las personas conviene atenderlas, comprenderlas”.

La Junta de Andalucía, por su parte, se ha comprometido a brindar asistencia a Juana, así como a personarse como acusación particular en el caso. 

La jueza aún no ha ordenado buscarlos, a pesar de la intención del padre de los menores de continuar en esa vía hasta el final.