Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mentiras piadosas con la que nuestros padres nos han criado

A quién no le han repetido sus padres mil veces lo de esperar dos horas antes de bañarse para hacer la digestión, que al zumo se le van las vitaminas o que las zanahorias curan la vista, pues todas son mentira. Ni las espinacas te ponen como Popeye, ni los plátanos negros son más sabrosos, ni los chicles que se pegan al estómago

Nuestros padres nos han contado muchos bulos para comer bien, todo ello con buena intención, pero al fin y al cabo, mentiras.