Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jugándose la vida en un hotel abandonado de Tenerife

Se ha convertido en una moda en Tenerife y va a más. Niños y jóvenes de Añaza acceden a un hotel en construcción que quedó abandonado en la década de los 70 y se graban vídeos mientras recorren el edificio en ruinas. Todo está lleno de escombros, agujeros, hierros que sobresalen y otros desperfectos que conllevan un peligro mortal. Saltan de un balcón a otro y hay quienes hacen botellón o incluso pernoctan en el interior.

Los vecinos llevan diez años denunciando estas arriesgadas incursiones. Piden que el hotel sea tapiado para evitar que nadie pueda entrar, que se reconstruya para poder ser utilizado por la comunidad o su demolición.