Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Enganchada al WhatsApp, tuvo que someterse a terapia

Se ponía violenta si le prohibían usar el teléfono y su smartphone era su prioridad. Esta joven y su familia acudieron a una asociación para la atención de personas con problemas de drogas, ella pasó por un problema de abstinencia, después asimiló el problema y, tras la terapia, pudo volver a usar el WhatsApp con una serie de pautas. El caso de Vanesa es un ejemplo de que el estar enganchado al móvil, o como en su caso al WhatsApp, es una adicción que no puede tomarse a la ligera.