Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cae una banda criminal que cultivaba y distribuía marihuana

Con un ariete rompen la puerta de esta vivienda, acceden y dentro encuentran una auténtica factoría de marihuana que iba ser exportada al Reino Unido.

La policía ha desmantelado una veintena de instalaciones repartidas en nuestro país.  Eran sofisticadas,  no les faltaba detalle y se enganchaban a la electricidad ilegalmente. La banda estaba dirigida por chinos y se había instalado en 8 provincias de España sobre todo en Castilla y León.

Estaban perfectamente organizados y cada miembro tenía un rol. Los conseguidores eran los encargados de localizar los chalets y las naves industriales aisladas.

Otros se encargaban del montaje, acondicionaban la infraestructura y  la plantación. Una vez acabada esa labor, entraban los cultivadores, los responsables  de comprar las semillas, macetas y la tierra. Y por último, lo cuidadores, los responsables de custodiar cada plantación y evitar robos. No se movían de las viviendas, ni de las naves durante el proceso.

La policía y Guardia Civil ha detenido a 30 personas en 21 registros.  Han requisado 30.000 plantas, unos  5000 kilos en total de los cuales 220 estaban empaquetados y listos para enviar.

La banda había organizado su propio sistema de seguridad contratando a ucranianos a los que dotaban de armas de fuego para evitar ataques de otras redes rivales. La policía de por desarticulada esta organización