Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cabify mira hacia los taxistas como autores del incendio de sus coches

Nueve coches de la empresa Cabify ardiendo en Sevilla. Mientras sus conductores descansaban en una finca de madrugada, alguien se molestó en venir ir hasta allí y quemarlos. Decimos “alguien” porque nadie se cree que haya sido un accidente. Cabify había traído estos coches desde Madrid para reforzar el servicio durante la Feria de Abril.

La empresa tiene claro quién está detrás de todo esto: taxistas de Sevilla. Es el incidente más grave desde que empezó la guerra entre taxistas y empresas de alquiler de coches con conductor: Cabify o Uber, hablando más claro.

Hemos visto desde huevos estampados en estos coches, ácido en su carrocería, hasta cómo varios taxistas volcaban uno, sin conductor dentro, en Barcelona.

En España por cada taxi ya hay un Vehículo VTC. Crecen deprisa, y de momento los jueces les dan la razón. Los taxistas mientras siguen en pie de guerra ante lo que consideran competencia desleal. Para Uber y Cabify, todo esto es por mantener el monopolio de un sector que tiende a liberalizarse.