Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Arranca el autobús con una niña atrapada por la puerta, agredida por un conductor….

Una madre intenta subir al autobús a  su hija de 4 años. Con la mala suerte de que, en ese mismo instante, las puertas se cierran y el pie se le queda enganchado. El bus arranca y arrastra varios metros a la pequeña. El conductor no se da cuenta hasta que no escucha los angustiosos gritos de los testigos del accidente. Tras esta horrible situación, la niña se recupera en el hospital.

Un buen golpe también se llevó una mujer que iba en una camioneta gris. Empezó a oír pitidos del coche de atrás y, en un semáforo, su conductor se bajó y le dio un puñetazo en la cara. Al parecer, la mujer circulaba tirando basura y le estaba ensuciando el coche a su atacante.

Subido en una piedra, en bañador, preparado para tirarse al agua. Con su salto alcanza el tobogán que baja a toda velocidad y cae al agua como un torpedo.