Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El grupo Amparanoia rodeado por las llamas del incendio en Galicia

No podemos ver sus caras pero intuimos su miedo solo escuchándoles dentro de la furgoneta al grupo de música Amaparanoia; “Vimos un coche de la Guardia Civil que nos hizo el gesto de que fuéramos a la izquierda”, diez segundos después, las llamas casi les devoran.

“Sentimos el calor dentro de la furgoneta, las llamas nos estaban ya envolviendo, el chófer, que es nuestro héroe, frenó en seco y metió marcha atrás con el miedo de que si venían más coches detrás”, y no venía ninguno porque la Guardia Civil acababa de cortar el tráfico.

Un infierno que quedará en la retina de muchos vecinos de Quirugás, donde el fuego se acercó peligrosamente a las casas; “esto ha sido horrible, un infierno, un infierno”

Difícil consolar a este matrimonio que ahora miran desolados un paisaje que ni si quiera reconocen; “a mí me da mucha pena ver todo lo que han destrozado por aquí, todo el bosque” Dolor al que se une la rabia de saber que ha sido intencionado.

Alrededor de 700 efectivos trabajan en la extinción de un incendio que ya se considera estabilizado. Atrás deja ya  más de 1.200 hectáreas de naturaleza muerta.