Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España fulmina a Serbia en los dos primeros cuartos y sobrevive a su juego duro (73-89)

España está de dulce y si se pone a jugar es casi imposible detenerla. La Selección firmó unos dos primeros cuartos para grabar en vídeo y llegó al descanso con una ventaja imposible de remontar para Serbia (35-54), que nunca se dejó ir pero siempre se vio inferior a los de Orenga. España termina la primera fase de la Copa del Mundo de baloncesto FIBA con pleno de victorias, el sábado a las 22.00 en Cuatro empiezan los duelos a vida muerte, espera Senegal en octavos de final.

España está en estado de gracia y en los dos primeros ataques, Rudy Fernández clavó un triple y Marc Gasol hundió la canasta de Serbia. Ese es el tono que se está gastando la ÑBA en la Copa del Mundo y la velocidad de crucero a la que se ha apuntado no es fácil de seguir, pero Serbia lo hizo a base de triples. Bircevic y Teodosic comenzaron muy acertados y dieron ventaja a los de Djordjevic hasta la mitad del primer cuarto.
A partir de ahí, llegó el momento de Juan Carlos Navarro. El escolta firmó 10 puntos en el primer cuarto, con dos triples, una canasta de dos y dos tiros libres. Su actuación sumada a los de siempre, los hermanos Gasol, elevó a España hasta los 34 puntos al final del primer cuarto. Un periodo en el que la ÑBA estuvo muy acertada y Serbia recogía una y otra vez la bola tras entrar por la red. La desesperación Serbia llegó hasta tal punto que a Teodosic le pitaron una técnica por una protesta tras una falta en ataque de Raduljika.
Todo le salía bien a la ÑBA. Hasta en la última posesión del primer cuarto. Sergio Rodríguez se hizo un lío con la bola pero le cayó a Pau Gasol que anotó después de que su tiro golpeara en la parte de atrás del aro y subiera al cielo. El equipo de Orenga hizo un primer cuarto con un acierto tremendo 4/6 en triples y 7/9 en tiros de dos. A ese ritmo es difícil seguir a la Selección.

En el segundo periodo, España siguió a ‘su ritmo’, que no es fácil, y Llull puso con un triple la diferencia en los 16 puntos (25-41). Serbia no es una selección cualquiera y le costó agachar la cabeza, un parcial de 8-0 les volvió a meter en el partido pero la ÑBA está a otro nivel en este torneo y acabaron desesperados. Un triple de Calderón devolvió la normalidad y puso de nuevo a España 15 arriba. Los serbios discutían entre ellos, Kalinic y Teodosic casi juntaron sus narices discutiendo, y Djordjevic lo veía todo con impotencia desde el banquillo.
Ricky Rubio dio otra clase magistral más en esta Copa del Mundo y con un pase por debajo de las piernas de Raduljika, tiros a media distancia, asistencias a todos sus compañeros volvió a ser un director de orquesta perfecto. España había vuelto a rozar la perfección y al descanso le daba una paliza a Serbia por 35-54, una selección que está entre las mejores del mundo pero la confianza con la que están Pau Gasol, Marc, Navarro, Rudy, Ricky, Llull... es, de momento, imparable.

Los porcentajes de la ÑBA no bajaron en el segundo cuarto y llegaron al descanso con 6/11 en triples, 12/18 en tiros de dos y 12/12 en tiros libres. El acierto era total y lo plasmaban los 54 puntos al descanso. Pau Gasol, con 14 y Juan Carlos Navarro, con 10, eran los máximos anotadores de la Selección.
España ya tenía el partido controlado, sólo le quedaba seguir creciendo en confianza para algunos jugadores y repartir los minutos para llegar lo más frescos posibles para el duelo de octavos ante Senegal este sábado. Serbia no se iba a rendir nunca porque su espíritu no se lo permite y la ÑBA tenía que seguir anotando y mantener a los de Djordjevic lo más lejos posible.
El ataque de España bajó el nivel en el último cuarto y los serbios pudieron maquillar el marcador pero nunca peligro la victoria de España ante Serbia. La tranquilidad nunca existe en un partido contra Serbia y el juego duro volvió a aparecer al final del último cuarto. Djodjevic, que acabó expulsado por dos técnicas, se llevó una técnica por un cabreo tremendo con el árbitro y con Orenga, los serbios buscaron las cosquillas a los españoles y a Ricky Rubio le cayó una técnica. El partido se ensució al final pero España ya tenía puesta la mira en los octavos de final ante Senegal. Empieza la hora de la verdad.