Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España se da un batacazo ante Francia (65-52) y dice adiós a la Copa del Mundo

No salió nada. España hizo su peor partido de la Copa del Mundo y Francia eliminó a la ÑBA en lo que fue un batacazo de altura. El equipo de Orenga ni siquiera luchará por las medallas y se despide de la soñada final contra los Estados Unidos.

Orenga salió con lo de siempre: Ricky Rubio, Navarro, Rudy y los hermanos Gasol. Francia arrancó con el acelerador pisado a fondo con un triple de Diaw, otro de Lauvergne y dos tiros libres para poner un 8-0 de inicio. Los tres primeros en anotar fueron los del perímetro, los hermanos Gasol tenían más problemas para encontrar buena posición pero Navarro asumió la responsabilidad en ataque y con dos canastas acercó a España (11-8). Orenga movió el banquillo y Serge Ibaka entró por Pau Gasol.
España se puso por delante por primera vez con una conexión entre Rudy Fernández y Marc Gasol. El escolta del Madrid telegrafió un misil al pívot de los Grizzlies, que anotó a placer en la pintura. La ÑBA le dio la vuelta al partido con pausa y encontrando huecos en la defensa de Francia. Pau Gasol volvió a la pista antes de acabar el primer cuarto y regresó más entonado. El equipo de Orenga tuvo el último ataque del primer cuarto para acabar por delante pero el triple de Ibaka no entró y el marcador al final del primer cuarto quedó igualado a 15.
Sergio Llull y Calderón aportaron un poco de aire pero el ataque se seguía atragantando un poco. España comenzó a cerrar mejor el rebote y eso le dio más posesiones y menos opciones a los franceses. El partido no iba a ser fácil y Francia estaba con mucha intensidad. El ataque de España era horrible, sólo respondía Pau Gasol que sumaba poco a poco y era un seguro en el poste bajo.  Los árbitros señalaron una falta en un bloqueo anterior a un triple de Batum que podía haber puesto a Francia 10 arriba pero la canasta no valió y Calderón en la siguiente jugada anotó de tres para romper un 0/9 en los primeros lanzamientos de 6,75.
La Selección no estaba en el partido, no entraban los tiros y no se encontraban soluciones al atasco en ataque. Al descanso, España llegó con 28 puntos por los 35 de Francia. Los primeros 20 minutos ante los franceses fueron los peores de la ÑBA en la Copa del Mundo. Habían llegado en el peor momento pero quedaba tiempo para reaccionar.
El Palacio de los Deportes se volcó con España tras el descanso y una canasta de Pau Gasol y otra de Llull levantó a la Selección. El equipo de Orenga se aplicó en defensa y se puso a un punto pero el técnico francés cortó la racha con un tiempo muerto. Tras el parón, Navarro apareció en su mejor versión para empatar el partido (39-39) con cinco puntos seguidos. El partido se embarró tras una colleja de Pietrus a Llull, que sancionaron con una antideportiva para el francés, y el ritmo se cortó por completo. El partido ‘empezaba’ de nuevo.
Eso sí, era un encuentro mucho más caliente que el que se había jugado hasta ahora. España entró bien en el nuevo partido y entró en el último cuarto por delante pero Francia arrancó el último parcial con un 9-2 de parcial que volvían a poner las cosas cuesta arriba.  El apoyo del público ayudó al equipo pero los problemas en ataque dejaban sin aire a los españoles. Heurtel se echó el equipo a la espalda en los minutos finales y España no encontró la manera de reaccionar. El batacazo era de altura y España estaba fuera de la Copa del Mundo.