Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España se lo toma con calma con Egipto y cumple a medio gas (91-54)

España no mostró su mejor cara ante Egipto pero con un juego a tirones le bastó para superar a una de las selecciones más débiles del campeonato. El equipo de Orenga volvió a no estar fino en el juego exterior y tendrá que mejorar en los próximos partidos. Este lunes ya empieza el torneo 'de verdad' ante Brasil.

La Selección comenzó insistiendo con el juego interior. Marc y Pau Gasol respondieron como siempre y pronto pusieron a la ÑBA con seis puntos arriba (8-2). Egipto se cargó muy pronto de faltas y España no falló desde la línea de tiro libre. Ricky Rubio con un robo y canasta y Juan Carlos Navarro impulsaron a España hasta los 13 de ventaja en los primeros cinco minutos. Eso es lo que duró el partido. Egipto no anotaba y España sumaba con comodidad.
Un triple de Juan Carlos Navarro disparó a la Selección y el marcador pasó a un segundo plano. La fiesta del primer cuarto se completó cuando Serge Ibaka jugó sus primeros minutos en la Copa del Mundo. La afición de Granada coreó su nombre y el pívot de los Thunder regaló a los pocos minutos un mate rebañando una entrada de Ricky Rubio y un tapón marca de la casa. Con Ibaka, Marc Gasol y Pau Gasol pudieron tener más descanso que contra Irán. Felipe Reyes también entró en la rotación para dar descanso a los hermanos Gasol.
La Selección se relajó en el segundo cuarto, se dejó ir y Egipto pudo anotar con más tranquilidad. El equipo de Orenga mantenía la diferencia pero sin hacer nada fuera de lo normal. Sólo el juego interior respondía porque desde fuera el tiro volvió a fallar en la primera parte con un 2/13. Sólo Rudy y Navarro anotaron desde el 6,75, el resto vieron el aro muy pequeño y la selección se fue al descanso ganando 42-24 pero con sensaciones que podían mejorar.

La Selección sabía que no había rendido a su máximo nivel en segundo cuarto y pisó el acelerador nada más comenzar el tercer cuarto. Dos canastas de Ibaka, una de Rudy y un triple de Navarro pusieron a la ÑBA 29 puntos arriba (53-24).  España subió la intensidad de nuevo en defensa, recuperó las sensaciones del primer periodo y Egipto no veía el aro español. Ibaka marcó las diferencias en ataque y en defensa y revolucionó a la grada con sus mates.
La defensa de España provocó que la Selección pudiera correr y la diferencia fue aumentando. Egipto hacía lo que podía pero España tenía parones en el ritmo de juego que aprovechaban para mantener la distancia sobre los 20 puntos. Egipto le sirvió a España para que Reyes e Ibaka cogieran minutos de juego y entraran en la dinámica del torneo.
Al comienzo del último cuarto la intensidad volvió a bajar y el reto de llegar a los 100 puntos fue imposible. Egipto intentó maquillar el resultado y comenzó con un parcial de 9-2 en los primeros dos minutos. España, que llevaba tiempo pensando en el partido de Brasil cumplió a medio gas contra una selección que se marchó contenta por haber dado la cara.