Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España presume de intensidad en su estreno y ahoga a Canadá (82-70) en la zona

Reyes Canadácuatro.com

Primer día de partido y buenas sensaciones. España debutó en su preparación para la Copa del Mundo que empieza el 30 agosto, y que se podrá ver en Cuatro y Energy, con un gran partido ante Canadá. La selección marcó las diferencias con una gran intensidad en defensa y un ataque dinámico que anotó de cualquier manera.

La primera toma de contacto de cara a la Copa del Mundo de España era contra Canadá. Sin Abrines y Rudy Fernández, que descansó por precaución a causa de un esguince, Orenga jugó de inicio con Calderón, Llull, Navarro y los hermanos Gasol. La selección se estrenaba en el camino hacia el Mundobasket ante un equipo que ya llevaba nueve partidos amistosos pero España arrancó con mucha intensidad y no tardó en marcar la diferencia.
La selección mostró sus virtudes desde el salto inicial, una defensa muy fuerte y un ritmo muy rápido. Los hermanos Gasol, seis puntos cada uno, tres canastas del pívot de los Grizzlies, y dos triples del nuevo jugador de los Bulls, más una canasta de Navarro puso a la selección con una ventaja de más de 10 puntos en menos de cinco minutos. España arrancó con un ritmo difícil de igualar, en defensa y en ataque. Orenga utilizó a Víctor Claver como primer recambio jugando de alero.
La pintura era una zona prohibida para los jugadores de Canadá. La agresividad en defensa no les permitía mover el balón por la zona y las posibilidades de ataque se veían debilitadas. Orenga dejo claro que su intención será rotar mucho a los jugadores y antes de acabar el primer cuarto ya había cambiado de quinteto.
El seleccionador jugó con dos bases como Ricky Rubio y Sergio Rodríguez a la vez, que imprimieron más rapidez aún en el ataque de España. Ibaka no quiso ser menos que Pau Gasol desde la línea de tres y se estrenó con un triple. Los pívots españoles demostraron desde el primer  cuarto del primer partido de preparación que pueden anotar tanto dentro como fuera. El primer cuarto se cerró con un 25-12 para los de Orenga, con el partido controlado y moviendo a Canadá a su antojo.
España tardó en anotar en el segundo cuarto, una canasta de Felipe Reyes a los dos minutos, y Orenga no dudó en volver a contar con Navarro para ayudar en ataque. El juego interior de España demostró ser letal tanto en los dos lados de la pista. Con los hermanos Gasol, Canadá vio las canastas de todos los colores, y con Serge Ibaka y Felipe Reyes no olieron una bola en la zona. El pívot del Madrid se abonó como es costumbre al rebote y con un tapón y un tiro abrió la defensa canadiense. Dos acciones de Sergio Rodríguez pusieron a España (31-12) casi 20 puntos arriba para que Canadá se olvidara de poder dar la sorpresa.
La selección no se quitó el mono de trabajo en ningún momento y Canadá se ahogó en cada ataque. La defensa brilló a un nivel de sobresaliente sin huecos y con la entrega siempre de los cinco jugadores en pista. Orenga finalizó la primera parte con los mismos jugadores que arrancaron el partido, ¿declaración de intenciones de cómo serán las rotaciones habituales? España se marchó al descanso con una cómoda ventaja (47-29) y con unas sensaciones que casi no podían ser mejores para ser la primera toma de contacto.
Si Canadá pensaba que el resto del partido iba a poder jugar más libre se equivocó. España mantuvo la agresividad pero prefirió jugar en ataque estático para poder hacer un mejor rodaje. Ahí se vio una España a la que le costó más anotar, moviendo bien el balón pero con la mirilla un poco desviada al ser el primer partido de preparación.
La selección se mostró más cómoda con velocidad en el juego y en cuanto corrió recuperó la eficiencia en ataque. El tercer y último cuarto se paró mucho más, más faltas  que interrumpieron el ritmo que beneficia a España y Canadá se acercó aunque sin demasiado peligro en el marcador. Orenga pudo sacar muchas conclusiones del primer partido y mostró cuáles pueden ser sus intenciones con los bases y los pívots. Las parejas que más minutos compartieron fueron los hermanos Gasol, (20 puntos de Pau y 15 de Marc) por un lado y Felipe Reyes (10 tantos) e Ibaka (15) por el otro. En el juego exterior, Sergio Rodríguez y Ricky Rubio dirigieron juntos el juego de España. Primera prueba aprobada con nota pero aún falta rodaje.