Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Francia, Grecia, Argentina, Brasil, Croacia y Serbia, las rivales de España hasta la final

Splittercuatro.com

Los rivales de la Selección española serán complicados pero se esperaba un trayecto mucho más difícil antes de irse conociendo los nombres de varios ausentes en la Copa del Mundo de España 2014. Sin Tony Parker, Spanoulis y Manu Ginóbili, Francia, Grecia y Argentina pasan a un segundo plano entre las favoritas que caminan por el lado de los grupos A y B aunque nunca se las puede descartar por su nivel y su bloque como equipo. Brasil, Serbia y Croacia son a priori las selecciones que viajan con todo a España y quieren la final contra los Estados Unidos.

Las bajas en Francia, Grecia y Argentina no las descartan para llegar a plantar cara a los Estados Unidos pero con sus tres mejores jugadores fuera de la cancha, las opciones se ven un poco más reducidas. Por eso, Brasil, Serbia y Croacia aspiran a dar la sorpresa a España y colarse ante ¿Estados Unidos? en la gran final del 14 de septiembre en el Palacio de los Deportes de Madrid.
Una de las selecciones que mejor cara está mostrando durante la preparación está siendo Brasil. Con Marcelinho Huertas y Leandro Barbosa en la dirección de juego y anotando desde fuera y un juego interior de raza con Nene Hilario, Tiago Splitter y Anderson Varejao, Brasil es capaz de ganar a cualquiera en un día bueno. Un bloque muy sólido y que sabe jugar tanto corriendo como en estático. El nivel de los jugadores NBA y el acierto de Huertas marcará el porvenir de una selección que aspira a lo máximo antes de comenzar el torneo. 
La que no ha cambiado mucho en los últimos años es Serbia. La selección balcánica sigue confiando su destino a jugadores como Teodosic, Krstic, Nedovic, Bogdanovic o Bjelica. Los serbios dependerán de muchas cosas, desde el ambiente de su selección a cómo afronten el campeonato. A un partido, la calidad de Serbia puede ser decisiva con cualquiera pero también su actitud les puede hacer perder con cualquiera.
Una de las selecciones que tienen un futuro más prometedor es Croacia. Bogdanovic, Rudez, Saric, Tomic ya hicieron un Eurobasket el verano pasado a muy buen rendimiento. Sólo tres derrotas, dos ante España y otra ante Lituania, las dos últimas seguidas para quedarse finalmente sin medalla pero con la sensación de haber dado la cara en todos los partidos y dejar fuera a equipos como Grecia, Italia o Eslovenia. Croacia es una selección en línea ascendente y que tiene en España una oportunidad para seguir creciendo y colarse entre las mejores del mundo por primera vez desde que en el Eurobasket de 1995 quedará tercera con Kukoc, Radja y compañía.
Ante Tomic

Estas tres selecciones afrontan el campeonato con la ilusión intacta y sin contratiempos durante la preparación. En cambio, selecciones como Francia, campeona de Europa el verano pasado, Grecia y Argentina han tenido un verano movido y en el que su estado de ánimo ha sido como una montaña rusa. La renuncia de Spanoulis deja a Grecia muy tocada y aunque siempre es un equipo muy competitivo sin el jugador de Olympiacos sus opciones se ven reducidas. Aún así, el carácter de Bourousis, Papanikolau, Calathes, Zizis y compañía no será fácil de eliminar.
 Las dos que más pierden sin sus referencias son Francia y Argentina. Los dos jugadores que han sido campeones con los Spurs este verano no estarán en España 2014 y Francia y Argentina echarán de menos su presencia en la pista. Sin Parker y sin De Colo, el equipo galo pierde mucha pegada pero Batum y Diaw sacarán la cara por su selección y defender con orgullo en la Copa del Mundo su condición de campeona de Europa que se ganaron el verano pasado.
Y sin Ginóbili, Argentina se queda huérfana. La juventud de Campazzo con la experiencia de Scola, Noccioni o Prigioni puede dar buen resultado pero necesitará un esfuerzo extra por parte de Safar y Herrmann en el juego exterior para suplir la ausencia de Manu Ginóbili. Argentina tiene ese don competitivo que le hace luchar hasta la última gota de sudor y España siempre ha sufrido contra la albiceleste. 
La Selección de Orenga se las tendrá que ver en el grupo A con Brasil, Francia y Serbia y a partir de ahí octavos, cuartos… hasta la hipotética final con la que sueña la Generación de Oro del baloncesto español. España es sobre el papel mejor que estas seis selecciones pero no podrá haber relajación ni confianza si la Selección quiere jugar el 14 de septiembre en el Palacio de los Deportes la final de la Copa del Mundo contra Estados Unidos.