Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Raquel saca a pasear a sus 'reborn': "La gente piensa que se me ha ido la pinza"

Raquel está casada, tiene dos hijos, trabaja en una empresa de logística y desde 2004 también hace 'bebés reborn'. "Tiene momentos amargos pero el mundo 'reborn' te puede dar muchas cosas. Cuando te llama una persona te dice los rasgos que quiere, a veces te manda una fotografía de un niño de verdad, un hijo que tiene cuarenta años, un nieto... Es un capricho especial.  Te especifican todo, si tiene que tener pequitas, un lunar… Cuando me pongo a trabajar sobre un molde intento que la persona que ve el trabajo diga que parece un niño de verdad", dice Raquel, que tiene 12 'bebés reborn', a los que incluso saca a pasear. "Hay veces que lo destapo del todo y la capota no la pongo porque no se ve. La gente creo que piensa que se me ha ido la pinza."