Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"No quería esperar a que viniera el banco a echarme como si fuera un perro"

Con 66 años o con 28, muchas personas se han visto o bligadas a okupar viviendas vacías y vivir sin agua, sin luz y sin calefacción