Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Año Nuevo Chino

El programa se adentra en la comunidad china instalada en nuestro país y celebra esta fecha con algunos de sus miembros
Este lunes, Cuatro emite una nueva edición del espacio Conexión Samanta en el que, coincidiendo con la celebración del Año Nuevo Chino, Samanta Villar muestra las costumbres más arraigadas entre los ciudadanos del país asiático residentes en España.
En la actualidad, hay alrededor de 130.000 ciudadanos de origen chino censados en España y, a pesar de vivir a miles de kilómetros de su país, celebran la llegada del Año Nuevo Chino con el mismo entusiasmo. 2011 es el año del "conejo de metal" y comenzó el día 3 de febrero, que es el primer día del año 4.709, según el calendario chino.
Con motivo de esta celebración, a lo largo del reportaje Samanta conoce a varios protagonistas cuyos hábitos se alejan de los tópicos que normalmente rodean a la cultura china en España, puesto que es habitual que el imaginario colectivo asocie sus actividades profesionales a las tiendas de alimentación o a los restaurantes de comida asiática.
Este es el caso de Esperanza, una mujer china que lleva 10 años en España y que es dueña, junto con su marido José Miguel, de una empresa de marketing que orienta a empresas españolas a la hora de penetrar con sus productos en el complejo mercado chino. Con ella, Samanta acude a varias citas con clientes, entre ellos Lavinia u Omega.
Además, la periodista conoce a Golondrina (traducción de su nombre al Español), que vive actualmente en el madrileño barrio de Vallecas. Según reconoce, peleó mucho para llegar donde está ahora. Llegó a España engañada por un pariente suyo que la obligaba a trabajar en un restaurante chino durante más de diez horas al día por un sueldo de 180 euros. Ahora es empresaria y socia de una de las academias de idiomas más antiguas de España.
A través de estas mujeres, el programa descubre a personajes tan interesantes como el Pastor de la Iglesia Evangélica China, que lleva 25 años en España y que se dedica a ayudar a sus compatriotas recién aterrizados en España o a Elisa Zheng, que con 18 años es la primera Miss China España.
Samanta acude al Desfile del Dragón, uno de los eventos conmemorativos del Año Nuevo Chino, conoce junto a Golondrina y otros amigos cómo es una cena de Nochevieja china, y asiste a un gran acto de celebración en el Palacio de los Deportes de Madrid, en el que actúan más de 50 artistas de China muy conocidos entre sus compatriotas.