Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

A. Royo, maestro: "Yo no me responsabilizo de que mis alumnos sean buenas personas"

No todos los implicados en la enseñanza ponen el foco en el bienestar y en la participación de los niños. Hay profesores que priorizan la enseñanza en el esfuerzo, la exigencia y el mérito. “Si el objetivo primordial es trasmitir conocimiento porque confiamos en el valor intrínseco del conocimiento y pensamos que con ellos los alumnos pueden llegar a ser felices, yo pienso que debemos partir siempre del conocimiento”, asegura Alberto Royo, maestro.

“Yo no me voy a responsabilizar de que mis alumnos sean buenas personas. Yo no creo que tengamos un sistema educativo que priorice demasiado la memoria, todo lo contrario. Nos hemos obsesionado con la igualdad, y la equidad en realidad es imposible a no ser que  impidamos que los alumnos que pueden llegar más lejos pasen de un límite”, explica Alberto Royo.