Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lucía, a su viejo coche ‘Brad’: "Vamos cariño, mi amor, arranca que yo te quiero"

Lucía mantiene una relación muy especial con su coche. Ella le llama cariñosamente ‘Brad’ y, como no se preocupa de mantenerlo, utiliza otros métodos para evitar que la deje tirada. Cada mañana, le saluda, le besa y le promete: “Vamos Brad, mi amor, cariño mío, si arrancas, este mes te llevo al taller”. Puede parecer un sistema poco efectivo pero… ¡funciona!.