Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Irene ha dejado medicina y lleva meses trabajando como modelo de manos

Faltaba mucho a clase, siempre salía corriendo, duda sobre todos los aspectos de su vida… Ángel ha descubierto la verdad e Irene se la ha confesado: “No quiero ir a clase, no quiero ser médico, no sé lo que quiero hacer con mi vida”.