Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pablo le ofrece a Cova que viva en su piso

Covadona no piensa parar hasta lograr su objetivo. La joven acude al despacho de Pablo para contarle que no tienen casa para vivir, logrando conmoverle casi de inmediato. El dueño de la emisora le ofrece las llaves de una de sus casas, detalle que la joven acepta y agradece con una invitación a cenar.