Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Así se discute con una máquina de café

Lucía ha tenido de nuevo un diálogo con un ser inerte. Esta vez no con una báscula, sino con la máquina de café: “Habíamos quedado en que yo echaba el dinero y tú me dabas la bebida”, le ha dicho, sin saber que Xavi estaba detrás, escuchándola.