Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El talento natural de Rodri: jugar al póquer como un profesional

Rodrigo tiene un don y es que jugar a las cartas se le da a la perfección. Zabaleta y Ángel le invitan a una partida con ellos pero él se niega. El médico les cuenta que su abuelo materno fue ludópata y llegó, incluso, a perder su casa. Por este motivo, su madre y sus tías se tuvieron que poner a trabajar desde muy pequeñas. Esto hizo que le marcara mucho su infancia, no le dejaban ni jugar a las canicas.