Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Maruchi: “A Dios pongo por testigo que jamás volveremos a pasar hambre”

Maruchi está decidida a sacar a su familia de la bancarrota. Por eso, está buscando un trabajo que se adapte a sus cualidades. Quiere ser emprendedora y montar su propio negocio y, pensando en qué es lo que se le da bien, se le ha ocurrido una retorcida idea: hacerse terapeuta sentimental y robarle los pacientes a Riquelme.