Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Irene y Lucía dejan de trabajar como modelos

Irene se ha dado cuenta de que en su contrato de modelo había gato encerrado. Mientras estaban posando en el Sundance, la rubia se ha enfadado porque la fotógrafa no le estaba prestando atención y Lucía le ha contado la verdad: “A quien realmente quieren para la colección es a mí”.