Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Buenos días, México lindo

Lucía está viviendo un auténtico romance (o, al menos, eso es lo que ella piensa). Su meloso mexicano, que perdió el avión a su país para quedarse más tiempo con ella, ha dormido en su casa y, al levantarse, le ha llevado el desayuno a la cama. Sólo tienen un ‘pequeño’ inconveniente: le apestan los pies.