Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Maruchi: “Dadme un diazepam, que estoy de los nervios por culpa de Irene”

Maruchi está muy angustiada por desconocer el paradero de su hija Irene. Ángel le ha dado una tila para que se calme pero ella quiere algo más fuerte, cualquier tipo de ansiolítico. Piluca le ha recomendado que, para relajarse, practique más el sexo.