Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lucía, una mediadora abandonada

Lucía ha intentado mediar entre Toño y su padre, y que ambos llegaran a una reconciliación, pero se ha dado cuenta de que ella no era la causa del enfrentamiento entre padre e hijo. Toño y Antonio se han dado cuenta de que la solución a su problema era no volver a entrenar juntos y que ninguno de los dos quería tener una relación con Lucía, solo salían con ella para fastidiarse mutuamente.