Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El buzón del amor, ¿dígame?

Natalia está entusiasmada con el éxito que está teniendo el consultorio de Lucía. Quiere citas, citas y más citas. Miguel ha tenido la idea de crear un contestador del amor donde los pretendientes pueden dejar sus proposiciones. A Lucía le parece un patético y desesperado intento por encontrar un novio. “A veces me arrepiento de la apuesta que he hecho”, ha dicho.