Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Castle se descontamina de olores

Mia, la única testigo del asesinatto, es también una persona muy sensible a los olores. Castle piensa que puede ayudarle a conquistar a Beckett porque huele las feromonas de su mujer, pero ella es una persona poco sociable y no le gusta estar con la gente. Sin embargo, el escritor consigue convencerla pero antes se tiene que descontaminar...