Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ryan y Espósito, dos “monaguillos” en el escenario del crimen

La herida indica que le dispararon entre las 8 y las 10 de la noche, tarde para que estuviera abierta la Iglesia. Los dos agentes, que se santiguan al llegar al lugar del asesinato, hablan con un sacerdote ciego, que asegura que la víctima no tenía enemigos.