Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Castle, a Beckett: “Si te dijera mi ingrediente secreto ya no me necesitarías”

Castle sigue convencido de que si para reconquistar a Beckett tiene que hacer lo mismo que hizo para enamorarla por primera vez: resolver crímenes juntos. Tras descubrir al asesino, prepara un café y confiesa una mentira, cuando enseño a Beckett a hacer café, no le confesó su ingrediente secreto. “Si te lo dijera, ya no me necesitarías”, dice.