Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El alegato de Beckett: “No me paso de la raya, me pongo sobre la raya”

Beckett acude al tribunal que evalúa su petición para ser capitana y ve cómo el jurado dice que no merece el puesto por saltarse la ley en varias ocasiones. Antes de abandonar, Beckett defiende a Castle y su papel en el departamento de policía y descubre que todo era una estrategia del tribunal, que le da una sorpresa: “Usted vale mucho más de lo que está haciendo ahora. Creemos que tiene un impresionante futuro presentándose como senadora por Nueva York”.