Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Castle: "Eric Fermer no era sólo un médico, era un médico de la mafia"

Castle y Beckett descubren que el día en que murió la víctima visitó antes un edificio de oficinas de una conocida tapadera del crimen organizado en la zona de Queens. Al parecer, el médico mintió a sus compañeros al decir que iba a visitar a un tío suyo que tenía cáncer. Al llegar al edificio, Castle y Beckett descubren que allí tenía un quirófano clandestino.