Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Castle, el hombre que susurraba a los bebés

Desde que encontraron al bebé, Castle ha sido el que más atenciones y cariños le ha dado. Su preocuapción es tal, que le ha comprado ropa y le ha puesto un nombre, Cosmo. De hecho, es el único capaz de calmarle, ya que con Ryan, que estaba practicando por su futura paternidad, se ha puesto a llorar.