Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Castle, la evolución del crimen

Rick Castle es un reconocido escritor de novelas de terror que aparentemente está en la cima de su carrera profesional. Ha conseguido ser uno de los escritores más famosos del país, sus libros se sitúan entre los más vendidos y cuenta con un nutrido grupo de fieles seguidores. Su vida personal también le sonríe, aunque está separado, goza del éxito con las mujeres. Aunque la vida junto a su adolescente hija y su excéntrica madre, es casi lo único que le mantiene con los pies en la tierra.
Pero esta vida de éxito cambia cuando una serie de asesinatos en el día de presentación de su última novela, provocarán el inicio de una estrecha colaboración con la Policía de Nueva York.
Y es que el departamento de Homicidios de la Policía de Nueva York, tras ver que las escenas de dos asesinatos, son muy similares a las descritas por el autor en sus famosas novelas, interrogará al escritor. Y tras descartar una posible relación con los hechos, comprobarán que los conocimientos de Richard pueden ayudarles a solucionar el caso. De este modo, comienza a colaborar el afamado escritor con la policía. A partir de entonces, la detective Beckett se verá obligada, muy a su pesar, a trabajar con un nuevo compañero. De esta manera, dos mundos muy diferentes, opuestos, se verán avocados a unirse. El de la alta sociedad de Castle y el de la cruda realidad a la que se enfrenta la policía cada día.
De este modo, Beckett y Castle formarán un buen equipo para atrapar asesinos. Y quizá su muy diferente visión de la vida y del trabajo, hacen más interesante a esta pareja.