Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Marta Vila, la reina del mundo

Unas tanto y otras tan poco...
Mientras unas se despiertan con el horrible sonido del despertador, otras lo hacen con un tierno beso de su amor. Mientras para unas dsayunar, ducharse, y prepararse para ir a trabajar es una carrera de fondo, otras saborean una copa de champán. Y mientras unas se estresan por montañas y montañas de papeles, otras tienen la difícil misión de decidirse por un barco ¡Qué mal repartido está el mundo! ¿Cómo no va a ser para Marta Vila la vida maravillosa?
Divorciada desde hace un año y con dos hijos, ésta catalana afincada en Miami vuelve a sonreír. El culpable, Tjeerd. Y es que a rey muerto, rey puesto... Mientras decía adiós a su ex en una lanchita en los Everglades daba la bienvenida al nuevo amor con un barquito de lujo... Pero las apariencias engañana... Marta asegura "ser una mujer sencilla" a la que le horroriza que la tarjeta de crédito sea la carta de presentación de un hombre. 2Nunca he conocido a nadie que me haya deslumbrado por el dinero. Eso sí, si lo tiene fabuloso. A nadie le amarga un dulce" y menos un barco valorado en siete millones de dólares porque te quiero...