Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Con 15 años me acosté por primera vez con un chico y jugaba con Barbies"

Los adolescentes pierden la virginidad a los 16 años. Hablamos con madres e hijos de la educación sexual que reciben en casa: "Mi madre me compra los preservativos", asegura un joven con su orgullosa madre al lado. "Yo pienso que tiene que disfrutar de la vida, que estamos aquí tres días y hay que vivirlo". Otra chica recuerda cómo con solo 15 años ella jugaba un día con las muñecas con su hermana y al otro mantenía relaciones sexuales.  Además, ¿se liga mucho con las nuevas tecnologías?. "Mucho 'guarreo", nos cuentan.

“A los 15 años me acosté por primera vez con un chico y todavía jugaba a las Barbies”, confiesa Carmen, una chica malagueña de 21 años que ya tiene un hijo de cuatro. Según el Instituto Nacional de la Juventud los adolescentes pierden la virginidad a los 16. Con 14 años, muchas veces lo hacías porque tus amigas también lo hacían, así te sentías más mujer”, afirma una estudiante que habla tranquilamente de sexo en el campus de una universidad con sus compañeros de clase.
Internet, redes sociales, medios de comunicación… El sexo es cada vez más accesible y las nuevas tecnologías hacen que los jóvenes lo vean como algo natural. César le enseña a sus amigos la foto de una chica desnuda que acaba de recibir en su teléfono móvil: “Es una amiga que cuando se aburre en la biblioteca se va al baño y me manda fotos en pelotas, asegura. Esta práctica se conoce como “sexting”, una nueva moda entre jóvenes que consiste en enviar fotografías o vídeos con contenido sexual.